12 oct. 2016

EL ABURRIMIENTO

Hoy, a pesar de que he ido a andar con el grupo y hemos desayunado juntos, estoy aburrido; cuestión personal, influyen varios factores claro está, la monotonía de hacer siempre lo mismo es el principal factor, seguramente ese es el motivo de que me pase muchas horas del día a día buscando maneras y formas de romper el aburrimiento ya sea haciendo salidas a la montaña, yendo a ver una obra de teatro etc. etc.
La enorme oferta de entretenimiento del mundo actual podría estar creando una sociedad más aburrida que nunca.
 ¿Desde cuándo nos aburrimos? A la hora de buscar los orígenes del aburrimiento, algunos historiadores lo sitúan en la sociedad moderna, e incluso sugieren que el término aparece por primera vez en la novela de Dickens Casa desolada(1853). Pero el aburrimiento es sin duda anterior, imaginemos al hombre de las cavernas, sin apenas luz y sin TV!!
Pero también leo en la revista Muy Interesante, de que Aburrirse es bueno para nuestro cerebro ya que estimula la creatividad, cosa que al estar siempre "ocupados" la aniquila; es la conclusión de un estudio realizado recientemente por Teresa Belton y Esther Priyadharshini, de la Universidad de East Anglia (Reino Unido), con eso me quedo. 

10 comentarios:

  1. No entiendo, si vosotros os aburrís, como se lo pasaran la mayor parte de las personas mayores que solo se dedican a controlar las obras de la construcción?.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hombre anónimo si se lo pasan bien haciendo de arquitectos pues bien

      Eliminar
  2. Hola Toni !!! Hace un tiempo atrás leí en esas imágenes con frases, algo que me hizo mucha gracia: "ESTOY TAN ABURRIDO QUE DESEARÍA QUE VINIERAN LOS TESTIGOS DE JEHOVÁ PA´CHARLAR UN RATO". :))) Pero ojo! que dicen que el ABURRIMIENTO ES LA ENFERMEDAD DE PAÍSES DESARROLLADOS... (será por eso que yo nunca estoy aburrida ?) jejeje Un abrazo, Toni !

    ResponderEliminar
  3. Mi madre decía que si estaba aburrido me diera con una piedra en las espinillas.....
    A mi cuando me jubilé me gustaba mirar las obras de la construcción, pero los capullos cogieron la costumbre de taparlas, seguro que para fastidiar a los jubilaos. Luego vino la crisis y ya no podías mirarlas ni por las rendijas de los toldos que las tapaban. En fin me vi obligado a entrar en este grupo de los 100 i pico, que anda que si hubieran obras que controlar iba yo a perder el tiempo jugando al ajedrez, haciendo teatro, yendo de excursión, etc.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ahora entiendo el porque de esos moraos en tus piernas

      Eliminar
  4. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  5. De niño oí varias veces: Si te aburres comprate un mono. La vida está hecha de tiempo, y hay que aprovecharlo…y también “desaprovecharlo”, porque es precisamente en esos momentos de aburrimiento cuando los seres humanos aprendemos a cultivar nuestra vida interior, aprendemos a conocernos a nosotros mismos y a querernos, y a analizar cómo va todo. Aprendemos a encontrar la paz interior, aprendemos a disfrutar del silencio. ¡Y todo gracias al aburrimiento

    ResponderEliminar