3 may. 2016

LA FE Y EL CAMINO DE SANTIAGO

Si la propia historia o leyenda sobre la existencia de Jesucristo, ya es puesta en entredicho por estudiosos, ¿como podemos hoy dar por hecho de que así fue tal como lo cuentan en las sagradas escrituras?; y si se duda de su existencia, que decir de sus acciones concretas? y de sus discípulos?, entre ellos Santiago el Mayor.
Desde siempre, el hombre ha necesitado creer en algo, como alimento espiritual, tener Fe, creerse lo que no se puede probar. La Fe o creencia ciega, nos ha llevado durante la historia a asumir metas inverosímiles.
El Camino de Santiago, convertido hoy en puro atractivo turístico, es transitado por muchas personas que lo hacen con una cierta dosis de Fe, es evidente de que quien mas Fe haya puesto en sus alforjas, mayor posibilidad tendrá de éxito. 
La Fe mueve montañas. Cuando ponemos Fe en llevar a cabo una acción o proyecto, centramos toda nuestra energía, motivación e ilusión y es de esta manera como conseguimos nuestros objetivos 
Hace unos días el amigo Salvador, y dentro de poco, otros amigos mas, el Rafa, Isaac y Nieves, todos ellos de los 100ipico, están/estarán haciendo el Camino de Santiago, entre todo el aparejo que necesitan para llegar a Santiago, espero que hayan contado con la suficiente Fe para acabar el camino; así mismo, espero de que salgan renovados y con las pilas cargadas para seguir el verdadero camino, el de la vida, que es en definitiva lo que busca la mayoría de peregrinos.

8 comentarios:

  1. Cuando hacemos CIENCIA la fe la tenemos que aparcar.

    Varias veces he querido hacer el Camino de Santiago, no tanto por fe, más que por ver muestras del Románico del que por su sobriedad estoy enamorado, por una cosas o por otras al final no se ha llevado a cabo ya no creo que esté en condiciones.

    Saludos y buen camino.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues te pasa igual que a ti Emilio, yo ya no se hasta que punto es una cuestión de Fe
      Salud en el camino

      Eliminar
  2. Desde luego para tener Fé, hay que tener voluntad de creer. Decía Sam Agustín: «credere non potest nisi volens» —no se puede creer si no se quiere—, y Santo Tomás hace énfasis en la unión entre voluntad y pensamiento al decir que «la fe es retener por seguramente verdaderas ciertas afirmaciones intelectuales, bajo el influjo y la adhesión de la voluntad». Luego cada cual es libre de creer o no. Que tengan buen camino.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Que bien lo decían San Agustín y SAnto Tomás..la cuestión es que todos estamos en el camino, vamos hacia no se donde
      aunque hay quien lo tiene mas claro que otros
      SAlud

      Eliminar
  3. Nunca podría estar más de acuerdo contigo, amigo toni ... la fe de la vida ... y en la vida.
    Un abrazo, amigo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un abrazo ENrique, nos vemos después del camino!!

      Eliminar
  4. Yo no se si es igual la fe que tener ganas de hacer algo, yo hice el camino porque tenia ganas
    Buenos dias

    ResponderEliminar
  5. Yo diría que empleas otro vocabulario pero viene a ser lo mismo
    Buenos dias

    ResponderEliminar