2 ago. 2015

MONÓLOGOS

El otro día en una de nuestras cotidianas charlas de los desayunos, surgió el problema de las obras de teatro que debe-riamos llevar a cabo los del Clubdels100ipico, si somos 16 los actores, cuantas obras deberíamos hacer? para que todos estemos empleados, (nuestra directora estaba de vacaciones) alguien dijo..podríamos hacer monólogos; tomé nota de esta propuesta y aquí os presento mi primer monólogo. Claro que de leerlo a escucharlo seguro que hay muchísima diferencia, ahora se trata de ensayarlo antes de representarlo, pero para que os hagáis una idea, lo podéis leer y hacéroslo vuestro. 
 La duración solo es de unos pocos minutos, para no aburrir a nadie que es de lo se trata.

MI PRIMER MONÓLOGO

Hola soy yo, no me conocéis? que no? pero si soy yo, si hombre si, yo, quien voy a ser sino yo. 
Nos creemos el centro del universo, yo hago, yo digo, yo pienso, yo como, yo...; casi todo parece estar en decadencia, excepto el yo, pero ese yo, solo te lo crees tú, porque el otro también tiene su yo y se cree que es mejor que el tuyo y ya la tenemos.
Mira ese de la foto soy yo, que vas a ser tú ese soy yo, si hombre a mi me lo vas a decir, ese soy yo, ah si! al que le ponen los cuernos por detrás?, entonces serás tú, no yo. 
Os acordáis de cuando uno llamaba a la puerta y te contestaban..quien es? Decíamos..soy yo, y nos quedábamos tan panchos, pero en seguida el otro, te reconocía y decía.. hombre Antonio!, que tiempo hacia que no..y te abría la puerta. Ahora..., je je, lo primero es que ya no te visita nadie, y si alguien llama a tu puerta, te acojonas, ...quien es? Soy el de correos...ostias!! Me tiene que firmar!, debe ser de hacienda, pero si me la hizo el gestor y tiene que estar bien, mientras no sea de tráfico, si si, seguro que es una multa, pero si aquel semáforo estaba naranja, ese poli, el hijo de su madre, te empiezas a comer el coco, cuando el cartero te dice..Es un paquetito, esto te relaja y empiezas a pensar de que se puede tratar mientras bajas a abrir al cartero. Va a nombre de una señora...Remigia Perez, leches mi señora! ¿y de donde viene el paquetito..? del corte ingles, ostias!! mas cangelis aun, las mujeres que encargan cositas al corte ingles, son mas peligrosas que una docena de semáforos mal colocados.
Por cierto hablando de semáforos, el otro día iba yo en mi coche hacia mollet, a eso que me iba acercando al fatídico sitio del cruce donde está el semáforo ese que te está mirando fijamente y tu a el, como si tratara de un duelo, sin pestañear, un sudor frío corre por tu cuerpo, el pie del acelerador ya no sabe que hacer, !que pasa tio? acelero, no acelero, que hago? Tú no sabes que contestar, y estás como hipnotizao, que al final hagas lo que hagas, no te va a servir de na, pero tú tienes que demostrar que tienes dos cojones. 
Te pasa igual que el Eugenio cuando se casó, que le dice su novia Anastasia.. que te parece Eugenio como me pongo, que postura quieres que haga? Y el Eugenio le contesta, me da igual ti pongas como ti pongas...; pues eso, hagas lo que hagas que te sacan seguro la foto; 
Y efectivamente, en la última décima de segundo, tu cerebro primitivo ha reaccionado y ha pasado el semáforo en naranja , pues de nada te servirá, se ve que últimamente las naranjas están desapareciendo y se están volviendo coloras!! las naranjas no las reconoce nadie, al menos esa es la conclusión que saco después de ver las fotos que tuvieron a bien enseñarme en la comisaria de tráfico a la que acudí, me hicieron ver que las naranjas son rojas! 
Y tú ya le puedes decir al policía, pero si yo... , ese Yo, ya no existe, dejó de existir hace ya...., ahora ya no eres tú, ni yo, eres un número, y mas vale que te lo aprendas, porque si no, entonces es que ya no eres nadie. 
Y eso es lo que hay amigos, hemos perdido la identidad, por mucho que nos creamos nuestro yo, ya no somos nadie; como decía al principio,antes, con un “soy Yo” bastaba, para que te abrieran la puerta, todos nos conocíamos, nos saludábamos por la calle, te cruzabas con 50 y 50 que nos saludábamos; Ahora, te cruzas 50 veces con uno y 50 veces que no te saluda, bueno, yo si, yo los veo venir, me quedo mirándome-lo desde cierta distancia y pensando.., veras tu como no me saluda, que no me saluda, que no me, si, si, pasa, ni hola ni adiós; y vosotros diréis pero tú, que pasa que eres especial? que vas saludando a todos...bueno hay días en los que soy especial, sobre todo estos dos últimos en los que estuve sin el móvil, lo perdí, y chico, nunca había visto tanta gente pasar por mi lado, intentaba saludar pero en vano, me sentía extraño, nadie me miraba a los ojos. 
Y que mal se pasa sin móvil...tus dedos temblorosos, inquietos, toqueteándose entre ellos, tocando todo lo que está a su alcance, un árbol, una farola, el capo de un coche, los cataclines por supuesto, no se, todo, parece como si tuvieran vida propia, necesitan actuar, encuentran a faltar algo, te miras la gente y con envidia, ves como todos absolutamente todos van con sus móviles, inmersos en ese océano de sabiduría y de comunicación, y tú solo, sin nadie con quien hablar ni a quien dirigirte, es igual que se crucen con su ex, con su jefe, o con un amigo, ellos estás inmersos con su móvil comunicándose con su ex, con su jefe o con su amigo. 
Así fue mi experiencia de estar sin móvil, me sentía extraño, diferente, hasta me miraba al espejo y me preguntaba si era Yo o un número, pero pronto volví a la normalidad y me olvidé de quien soy, porque me compré un nuevo móvil. Que mal se pasa amigos, está visto que lo mejor que hay en esta vida no es tener un móvil, sino dos.

Antoni Almagro
Clubdels100ipico

5 comentarios:

  1. Pues mejor que alguno que he visto. Ahora falta memorizarlo porque leyendo en un papél queda como mal. Yo sería incapaz de hacerlo.

    ResponderEliminar
  2. No se si algún día lo haré pero es posible, los del 100ipico vamos lanzaos

    ResponderEliminar
  3. Un acierto, Toni, siempre dos móviles ... y, ah, el monólogo ... un diez.

    ResponderEliminar
  4. A decir verdad, ni uno,eso era para hacer reir

    ResponderEliminar
  5. A decir verdad, ni uno,eso era para hacer reir

    ResponderEliminar