2 ene. 2015

¿NO HAY MAÑANA?

Después de desearnos unos a otros toda la felicidad del mundo para este 2015,  en este segundo día y después de la resaca, ha llegado el momento de tocar de pies al suelo, de plantearnos seriamente todas las acciones o repeticiones que hemos venido haciendo durante el 2014 que quedó atrás y que han hecho que ese año  no fuera mejor que el anterior. Son muchas las alertas o los semáforos en rojo que nos avisan de que no vamos bien, que no hacemos lo que tenemos que hacer y no me estoy refiriendo a la economía nacional, sino a lo que hemos aportado cada uno de nosotros a esta sociedad para que sigamos soñando en un futuro mejor. En el vídeo que os presento de poco mas de 35 minutos y que se titula "no hay mañana" nos dice sin ningún tipo de reparo lo que nos vamos a en contra a la vuelta de la esquina si no hacemos los deberes; no es de inteligentes seguir con un sistema basado en el crecimiento constante o infinito en un planeta finito.


8 comentarios:

  1. Tony te has quedado descansado con el vídeo que nos has montado a solo dos días de empezar el año.Parece muy documentado y de mucha lógica, pero yo tengo mi punto de vista personal. Estamos en manos de las multinacionales y las realidades no van a resultar exactamente como nos las muestras. Uno porque siguen descubriéndose yacimientos por todo el mundo, aunque sea de menor calidad. Dicen que bajo la Antártida pueden haber reservas impensables, aunque esta claro que todo se acabará, pero yo creo en la inventiva humana, y hay quien dice que el motor de agua existe, como la bombilla que no se funde, o el jabón que nunca se gasta, pero no se comercializan porque son difíciles de controlar su precio o no interesan. Habrán nuevos descubrimientos científicos, estoy plenamente convencido, energías que ni siquiera ahora podemos plantearnos, como en su día fue el petroleo o la energia nuclear, quizás esa descomposición del agua en hidrógeno y oxigeno con nuevos procedimientos que sean rentables, energías magneticas, o que se yo. Ahora interesa que se crea no existe nada mas para controlar los precios. Que duda cabe que volver al huertecillo particular, a no malgastar, a no ensuciar la naturaleza, será una necesidad, y se nos acostumbrará poco a poco. No creo que mis nietos se vayan a ver afectados realmente con carencias, con los planteamientos actuales. Cuando algún dia nos encontremos tu y yo arriba de una nube dentro de cien años, lo discutimos. Feliz Año.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Vamos a ver Marcos, yo no hubiera empezado este clubdels100ipico si no fuera porque me considero optimista, sobre este post, fíjate que pongo el título entre interrogantes, cosa que el original no las tiene; de todas formas este vídeo si lo has visionado todo, dice mucha verdad y las verdades que nos afectan negativamente nos duelen,pero sobre todo hay que ser realista y la realidad es que nos estamos cargando el sistema, dime algún punto en el que no estés de acuerdo con este vídeo, en la parte final y donde dice lo que estamos obligados a hacer, yo estoy totalmente de acuerdo y hay muchas cosas mas que está en nuestras manos como el dar el voto a según quien, la corriente que nos arrastra al desastre es muy grande y tenemos la obligación de nadar en contra y mientras mas seamos mejor para darle la vuelta y poder soñar con un mundo mejor, pero tocando de pies en el suelo amigo.

      Eliminar
    2. Toni si le he visto todo, por eso te digo que está muy documentado, y con la parte final de acuerdo y que debamos hacer cada cual lo máximo que podamos. Pero las decisiones que realmente afectan a variar el desastre no está en nuestras manos, porque han de ser decisiones globales de los estados, y ya sabemos a quien sirven.

      Eliminar
  2. Estoy de acuerdo con Marcos, algo se inventará. Lamentablemente no podemos luchar con las multinacionales que exprimen,para beneficio propio, nuestro rico subsuelo gracias al apoyo de políticos a quienes no les importa.
    Saludos desde Argentina

    ResponderEliminar
  3. Estoy de acuerdo con vosotros en lo que toca a que hay que ser positivo, pero Norma2, dices de las multinacionales y de los políticos, si pero no, a las multinacionales se les puede plantar cara, nuestro mejor aliado son las redes sociales, si nos podemos de acuerdo, por ejemplo, en no comprar en este o aquel establecimiento, o dejar de comprar que se yo que producto, tenemos las de ganar,así mismo a la hora de votar a los políticos, seamos mas críticos y analicemos bien a quien votamos.
    Saludos cordiales desde barcelona

    ResponderEliminar
  4. Tienes razón, Toni, ya sabes que la estupidez humana es infinita. Prueba de ello es que es la única especie que tiende a autodestruirse y con ello destruirá al propio planeta. Deseémonos suerte.

    ResponderEliminar
  5. Muchas civilizaciones antiguas se han extinguido y aunque por causas diversa, todas con el denominador común del egoísmo
    Suerte!!

    ResponderEliminar
  6. Amigo Toni, tu artículo posee una didáctica inmejorable y una calidad de razonamiento indestructible. Los disparates que se realizan día a día por los poderosos en este mundo, al que denominas muy bien, finito es de una estupidez pasmosa. El poder calcula el tiempo que puede mantenerse, cuántop ganará y a quién esquilmará. Estudiados estos factores se lanza como un carroñero a destruir para beneficio propio. Los avances técnicos y el paro a la autodestrucción son desestimados en pro de una avaricia compulsiva y dañina. El vídeo, sencillo posee un perfecto razonamiento con datos reales, no con utopías como siempre estamos acostumbrados a que anulen propuestas y advertencias. Esto es lo que sucedió con M. King Hubert, denostado inicialmente como visionario y alzado cuando su teoría, utópica para muchos poderosos a los que molestaba, se demostró cierta. Una desvergüenza de quienes ostentan el poder que emana de nosotros, quienes sufrimos las consecuencias de su maltrato y felonías. Exceelnte texto y muy buen vídeo que debería ser de obligada visión en las escuelas, como siempre dice nuestro común amigo Enrique.

    Un gran abrazo, Toni.

    ResponderEliminar