7 may. 2014

ABRAZAR UN ÁRBOL


Nuestro cuerpo, se comporta como la batería de un coche, que tiene un consumo diario y por consiguiente un desgaste que hace que con el tiempo se descargue y tengamos necesidad de recargar. En nuestro cuerpo, tenemos una serie de centros energéticos denominados Chakras, éstos, funcionan como receptores y transformadores de las diversas formas del prana o energía vital.
Muchas culturas antiguas tenían la seguridad de que plantas y árboles poseían un tipo de energía vitalizadora, siendo ésta beneficiosa, a la vez que curativa, para el ser humano. Actualmente estamos regresando a este conocimiento, por tanto tiempo marginado, y comprendiendo que culturas como la celta, quienes pensaban así de los árboles, tenían razón en muchas de sus creencias., debemos arrimarnos mas a la naturaleza para compensar los desajustes energeticos que nos produce tanta aparato-logia como pueden ser los televisores, ordenadores, teléfonos etc.
Según el libro "El Gran Libro de los Chakras" escrito por Shalila Shar&dom y Bodo J. Baginski; sus dos autores comentan que tanto las flores como los árboles tienen una radiación energética compatible con la de las personas. Esto quiere decir que podemos usar esa energía que las plantas nos brindan para energetizar nuestro propio sistema energético, el cual esta formado por el campo áurico y los chakras principales y secundarios.
Es importante saber que al abrazar un árbol, se recibe la influencia positiva de estos seres llenos de vida, cuya misión según Shalila y Bodo es reaccionar al abrazo irradiando aún más energía pues es su forma de ayudar a las personas en este planeta. Mientras mas grande sea el árbol y su tronco, mas notaremos su beneficiosa influencia energética que dicho sea de paso, nos favorecerá mas o menos dependiendo de la creencia en este método de la persona que lo practique.

6 comentarios:

  1. Mañana empiezo, Toni. Me parece una gran idea y, además, mi mujer me lo ha confirmado, es decir, podré abrazar a mi querido Cohonesto sin que nadie se ría o me llame ridículo. Gracias.

    ResponderEliminar
  2. Ya me dirás Enrique como te fue Cohonestar con tu querido árbol
    Salut i bona abraçada

    ResponderEliminar
  3. Como decía "aquel":
    -Me gusta jugar y perder.
    -¿y ganar?, le preguntó el amigo.
    -Bueno, ganar debe de ser la Hostia.....
    -Yo digo: Me gusta abrazarme a los árboles.
    -¿y a una buena jaca? me tendríais que preguntar ahora.
    -Bueno, eso debe ser la Hostia.....

    ResponderEliminar
  4. Refalico, si del tronco del árbol haces el cuerpo de una buena jaca, también podría resultar, no? eres la ostia!

    ResponderEliminar
  5. Hay árboles que tienen unos jugosos agujeros en forma de nudo exterior que tienen una forma de concha casi perfecta, esos son los árboles que hay que abrazar, bien untados en crema Nivea.

    ResponderEliminar
  6. Ese árbol que refieres anónimo se llama "Ikis adellus" la universidad de pensilvania recién emitió un estudio declarándolo nocivo para la salud, mejor no lo abraces

    ResponderEliminar