3 mar. 2014

6 DATOS PARA ENTENDER CRIMEA


El complicado marco político-social de Ucrania y Crimea, es un tema candente y que según cual sea el desenlace final del conflicto puede tener consecuencias que nos pueden afectar muy directamente. La situación que vivimos hoy en Catalunya se puede decir que no tiene nada que ver, pero cuando se habla de secesión y de independencia debemos estar alerta y tomar buena nota del conflicto que se genera para evitarlo en lo posible. He leído en Público.es estos interesantes datos que copio y pego a continuación:

Tras lo ocurrido durante la última semana en Kiev, el foco del conflicto en Ucrania se traslada a Crimea. Lo que ocurra en esta región será determinante: ¿puede degenerar la situación en una guerra civil? ¿Intervendrá Putin militarmente? ¿Seguirá Ucrania siendo un pais o caminar hacia la secesión?
 6 datos para entender Crimea, pieza clave del conflicto en Ucrania

1) A pesar de formar parte de Ucrania, la mayoría de los ciudadanos de Crimea son de origen ruso. Según el último censo nacional de 2001, la composición de la población es la siguiente: rusos 58%, ucranianos 32%, tártaros 10%.
2) En Sebastopol, la ciudad más importante de Crimea, Rusia tiene la base de su flota del Mar Negro. Según el último acuerdo firmado con el gobierno ucraniano, Rusia mantendría ese puerto hasta, al menos, 2042. “Rusia jamás, jamás, jamás abandonará Sebastopol” decía hace dos años Igor Kasatonov, comandante de la Flota Rusa del Mar Negro. Por razones geoestratégicas, Rusia no está dispuesta a perder la base de Sebastopol.
3) Dentro de Ucrania, Crimea es una región autónoma con su propia constitución. En las últimas elecciones presidenciales, Crimea votó mayoritariamente por Yanoukovich, el presidente que tuvo que huir hace unos días de Kiev.
4) Los tártaros constituyeron durante siglos la mayoría de la población de Crimea. En la Segunda Guerra Mundial, unos 20.000 tártaros colaboraron con el ejército nazi (mientras otros muchos miles luchaban en las filas del ejército soviético). Stalin acusó a todo el pueblo tártaro de “colaboracionismo” y en mayo de 1944 ordenó su deportación a las estepas de Uzbekistán. En 1947 ya no había tártaros en Crimea. Tras la caída de la Unión Soviética, muchos tártaros han regresado desde Uzbekistán a Crimea.
Gráfico: Evolución de la población en Crimea vía BBE (Verde=tártaros, Rojo=rusos, Amarillo=ucranianos). 
poblacion
5) Crimea, con su mayoría tártara, formó parte de Rusia desde 1774. En 1954 Nikita Kruchev transfirió Crimea a la República Socialista Soviética de Ucrania. La decisión resultó muy polémica en Moscú: en su carrera como político, Kruchev había ascendido a través de las filas del Partido Comunista Ucraniano.
6) En una encuesta realizada hace dos años dentro de Rusia, el 70% de los ciudadanos rusos consideran Crimea como parte de su país. En comparación, sólo el 30% considera que Chechenia es parte de Rusia. (Curiosamente Chechenia sí es parte de la Federación Rusa mientras Crimea forma parte de Ucrania).
Durante los últimos días, la mayoría rusa de Crimea ha salido a la calle para protestar contra el gobierno recién instalado en Kiev, que consideran ilegítimo. Exigen un referéndum donde puedan decidir si Crimea: a) sigue formando parte de Ucrania, b) se integra en Rusia o c) declara su independencia.
Por contra, las minorías ucraniana y tártara apoyan al nuevo gobierno de Kiev y exigen seguir integrados en Ucrania.

11 comentarios:

  1. Personas como yo a las que le da vergüenza preguntar o no saben a quien, te agradezco de corazón hayas hecho este post, lo entendí y lo pude leer muy tranquila.

    Besos muchos ♥♥

    tRamos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tramos, te agradezco tus palabras llenas de sinceridad; he creído correcto el ayudar a difundir estos datos precisamente por lo escueto y fácil de entender, hemos de tomar conciencia de todo lo que pasa en este mundo y solidarizarnos con los que luchan por la democracia en libertad
      Saludos cordiales y bienvenido al Club

      Eliminar
  2. Desde que saltó la primera noticia de la movilización del ejército rusa, es un tema que me preocupa,. Lo he comentado a mi alrededor y nadie le da importancia, pero me de el "feeling" de problema gordo que puede afectar a Europa, y ya sabes quien paga el pato al final. Todos los de a pié.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estamos de acuerdo Marcos en que debemos de darle la importancia que tiene precisamente por que todos estamos involucrados de alguna manera y pagaremos parte de esa factura que acarrean las guerras y conflictos en general
      Salud company

      Eliminar
  3. Muy bueno el articulo. Un resumen fácil de entender y que clarifica algunas ideas quizá erróneas que pudiéramos tener. Te estás superando.

    ResponderEliminar
  4. Muy bueno el articulo. Un resumen fácil de entender y que clarifica algunas ideas quizá erróneas que pudiéramos tener. Te estás superando.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Refalico, tu también te estas superando dos por uno!!

      Eliminar
  5. Pues, Atila tambien era de por allí. Y ya sabeis lo que se dice de como las gastaba. No volvia a crecer la hierva. Llegó hasta Roma.

    ResponderEliminar
  6. Coño Francisco, donde vas con Atila?, hoy, el Top 10 de los mejores carros de combate del mundo, lo encabeza el Ruso 10-T-90S
    Por donde pasa este tampoco crece la hierba

    ResponderEliminar
  7. Si hay intereses económicos por medio alguien se encargara de meter cizaña para que se complique la cosa y sacar tajada. De todas maneras ojala no tengamos que pagar nosotros parte de los platos rotos, porque no sé cómo, pero de eso siempre nos toca algo.
    Sobre todo ojala lo soluciones por la vía diplomática y no a tiros.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  8. José, los intereses compartidos de las potencias, pueden ser garantía de que no se lie gorda,, yo espero que así sea, me viene a la cabeza aquel que va al dentista cagao de miedo y a la que el dentista se dispone a actuar, se le agarra a los cataclines y le dice..."cuidadin,.a ver si nos vamos a hacer daño los dos"
    Salud y optimismo José

    ResponderEliminar