5 nov. 2013

SHAKUNTALA DEVI, LA MUJER ORDENADOR


Un reciente artículo del País, hace referencia a una mujer extraordinaria, se llama Shakuntala Devi  ; esta mujer que murió el pasado abril a los 83 años, ha inspirado un nuevo doodle de Google (un doodle, viene a ser un logotipo) para conmemorar el que fuera su cumpleaños número 84.
Para ello, Google, realizó esta semana un doodle que representa una calculadora donde se aprecia su rostro y a manera numérica, se digita el nombre de Google.
Os dejo con el artículo del País, para que nos animemos a seguir en el camino de los "100ipico" haciendo trabajar nuestro cerebro, pero ojo, a la vez que nuestras piernas.


Conocida como la “mujer ordenador” o la “maga de las matemáticas”, Shakuntala Devi murió el 21 de abril a los 83 años por problemas respiratorios y de corazón en un hospital de su natal Bangalore, al sur de India. Era muy respetada por sus cálculos mentales. En 1982 obtuvo un récord Guiness por multiplicar dos números de 13 dígitos en solo 28 segundos. Los números eran 7686369774870 por 2465099745779 y el resultado: 18947668177995426462773730. También podía decir en qué día de la semana había caído cualquier fecha del siglo pasado. 

Otra de sus múltiples hazañas estaba el haber ganado a un ordenador a calcular la raíz 23 de un número de 201 dígitos. Aunque también era conocida por su gusto y dedicación a la astrología.

En uno de sus varios libros (Mathability: Despierta el genio matemático de tu hijo) escribió para motivar a los niños: “Las matemáticas te dan un propósito, un objetivo, un foco que te ayuda contra la inquietud”. También “te hacen más consciente, más alerta, más agudo, porque es una fuente constante de inspiración”. Otros de sus títulos son En el maravilloso mundo de los números, El deleite de los números o Supermemoria: puede ser tuya. 

Shakuntala Devi describía sus habilidades como “un regalo” que recibió, con el que nació, pues no tenía educación formal de ningún tipo. “Era fascinante. Era como si ella misma no pudiera explicar cómo hacia los cálculos. Es como no poder decir cómo se mantiene el equilibrio sobre una bicicleta”, escribió el diario Mint Dilip D’Souza en su obituario. 

El consejero de la Fundación Educativa Shakuntala Devi, D. C. Shivadev, asegura que la mujer computadora desarrolló unas técnicas muy efectivas para asimilar las matemáticas, pero lamenta que no sean usadas en las escuelas de India. “Es una pena que sus técnicas mueran con ella. Devi luchó por simplificar las matemáticas para los estudiantes y que superaran la fobia hacia los números”, dijo a los medios. 

Su padre era un brahmán que renegaba de su alta casta y que se negó a ser sacerdote. Trabajaba en un circo como trapecista y domador de leones. Fue él quien descubrió su talento cuando Devi tenía solo tres años: le ganó en un juego de cartas porque había memorizado todos los números. Devi comenzó a mostrar sus talentos en un show en el circo y luego en presentaciones callejeras que su padre arreglaba. A los seis años dio su primera exhibición importante en la Universidad de Mysore y de ahí continuó una tras otra. Devi estuvo casada y luego se divorció tras descubrir la homosexualidad de su marido. Lejos de tenerle rencor, escribió un libro para entender la homosexualidad. Sus allegados aseguran que a pesar de su genialidad era una mujer muy abierta y amable.
Para ello, el buscador más famoso del mundo se transforma en una calculadora que lleva el rostro de Devi, mientras que, a manera numérica, se digita el nombre de Google.

2 comentarios:

  1. Quizá en el futuro sera corriente sacar el mayor rendimiento a nuestro cerebro, del que dicen solo utilizamos una pequeña parte. Hay algunos que lo tienen sin estrenar todavía, y ostentan cargos públicos.

    ResponderEliminar
  2. Pues si Marcos, estoy contigo en lo que dices; del refranero antiguo sabemos que "hace mas un necesitado que 100 abogados", será porque la necesidad nos hace discurrir mas? será que ante el peligro, nuestro cerebro activa campos neuronales de una forma mas efectiva? será por todo esto que si no nos sentimos con necesidad y/o en peligro, estamos como atontaos?el hábito no hace al monje, pero la necesidad, creo que si. Casi todas la biografías que leo de personajes relevantes, han partido de la necesidad, de la pobreza o de la miseria.
    Salut company

    ResponderEliminar