27 sept. 2013

COMER CON BUEN AMBIENTE

Para ampliar foto, clica sobre ella
En un ambiente saludable y neutral, en casa esta vez de los amigos Elia y Gines, hemos desayunado a base de bien después de la caminada de rigor, no ha faltado de nada, quizás nos hemos pasado un poco en comer y es que cuando lo que se come es rico-rico y el ambiente es bueno, es muy posible que nos engordemos un tanto a no ser que no volvamos a comer hasta la noche o al día siguiente que es lo que pienso hacer.
Si quieres leer como nos influye el comer en un ambiente saludable y neutral y ver resto de fotos entra en el siguiente enlace:
UN AMBIENTE SALUDABLE Y NEUTRAL
Si sabemos que el ambiente en que se lleva a cabo el acto de comer determina el efecto del alimento en nuestro organismo, entonces, priorizaremos que el ambiente en que comemos sea saludable y neutral.
Para ello debemos saber:

  • Un ambiente con poca iluminación nos empuja a comer más, básicamente porque nos desinhibe, nos impide visualizar correctamente lo que comemos y dificulta la toma de conciencia de la cantidad ingerida, por ello, lo mejor para comer de forma neutral con un control más adecuado de las cantidades es comer con buena iluminación
  • La música suave estimula el consumo porque al igual que las luces bajas, relajan y favorecen el tiempo de permanencia en el acto de comer, al mismo tiempo que distraen la atención del plato de comida. Lo mejor para controlar bien la cantidad es comer sin música.
  • Los ruidos molestos o gritos excitan nuestro sistema nervioso, favoreciendo el consumo rápido, descontrolado y poco placentero de comida, por ello, para no tener problemas digestivos y para conservar el autocontrol de la cantidad consumida, lo mejor es comer sin gritos ni discusiones en medio.
  • La televisión mientras comemos también retira nuestra atención de la comida y nos empuja a comer más, por ello, mejor sin distracciones al momento de comer
  • La compañía generalmente lleva a un consumo más placentero pero a mayor número de comensales mayor es la ingesta, sin embargo, el diálogo en medio de la comida favorece la asociación de ésta a un buen momento compartido, aunque no debemos perder de vista lo qué comemos y cuánto comemos.
  • A mayor variedad de alimentos más consumo, es decir, la diversidad de platos hace que la ingesta sea de mayor cantidad, por eso, si estás intentando controlar la cantidad que consumes, mejor elaborar una sola preparación por comida y evita comer en un buffet.
  • Comer parado y/o en movimiento mientras hacemos otra actividad no nos permite tomar conciencia de lo que comemos, por ello, no nos sacia y nos empuja a comer más, si quieres comer lo necesario, sin excesos y disfrutar de la comida, el lugar adecuado para comer es en la mesa, correctamente sentados.
  • La vajilla y los cubiertos también afectan lo que comemos, tal es así que utilizar cubiertos de plástico o platos de colores disminuyen el sabor percibido así cómo el placer que genera una comida, por ello, para comer sin excesos y disfrutar de lo que comemos, lo mejor es cubiertos de metal y platos blancos
  • Fuente, Web "directo al paladar"
  • Os dejo una muestra de fotos de este día








No hay comentarios:

Publicar un comentario