5 mar. 2017

LA LLAVE

Tres mujeres llegan a las puertas del cielo después de morir y allí las recibe San Pedro. "¿Habéis renunciado al sexo en la tierra?".
"Yo sí, absolutamente", responde la primera.
"Muy bien -dice San Pedro-. He aquí la llave de oro que abrirá
 las puertas del paraíso".
Luego se vuelve hacia la segunda mujer y le pregunta: " ¿Y tú?.
"Bueno -responde-, a medias".
"De acuerdo -dice San Pedro-. He aquí las llaves de plata que abrirá las puertas del purgatorio".
Entonces pregunta a la tercera: "¿Y tú?"
"¿Yo? -responde-. Yo he hecho todo lo que te puedas imaginar ¡y cosas que ni te imaginas!".
"¡Genial! -responde San Pedro-. He aquí la llave de mi habitación. Enseguida voy".

2 comentarios:

  1. El que parte y reparte se lleva la mejor parte. Jajajaja

    ResponderEliminar
  2. Las mujeres tienen las llaves de casi todo, menos mal que está San Pedro

    ResponderEliminar