8 ene. 2015

EL CURA Y LA BICICLETA

Mi amigo Josep Torrents, por fin está libre como un taxi, ha dejado el trabajo y se jubila, me decía el otro día que se encuentra un poco desorientado pero que piensa unirse al Clubdels100ipico para seguir activo; una buena opción si te gusta el Ajedrez, el Teatro, las Tertulias entre amigos, las Caminatas por la montaña etc. etc. Me acaba de pasar este chiste al cual le he dado un pequeño retoque, espero que os guste, gracias Josep.
En el sermón dominical (homilía), el cura del pueblo -muy enfadado-
se apoya en el púlpito y dice con tono muy grave:
- El sermón de hoy se lo voy a dedicar a ustedes, ¡ladrones!, porque
ayer sábado me robaron la bicicleta, si, me habéis oído bien. Cosas como éstas no pueden suceder en este pueblo, y menos en esta comunidad, en la que todos nos conocemos desde pequeños y donde Dios ha sembrado su semilla de dicha y felicidad. Pero eso no quita, ni minimiza, lo que han hecho el día de ayer: ¡¡ME HAN ROBADO LA BICICLETA! ¿ME HABÉIS OÍDO?
- El primer mandamiento dice. 'Amarás a Dios, sobre todas las cosas',
pero ustedes no aman a Dios, porque el que roba NO ama a Dios.
¡Ladrones! me habéis oído?
- El segundo mandamiento dice: 'No usarás el nombre de Dios en vano', pero el que roba reniega de Dios, pues sin mi bicicleta ahora tengo que andar bastante para llegar a los otros pueblos y poder predicar su Palabra.
- El tercer mandamiento dice: 'Santificarás las fiestas', pero ustedes no santifican nada porque son unos ladrones, sacrílegos, que han robado mi bicicleta sin ninguna consideración.  ¿ME HABÉIS OÍDO?
- El cuarto mandamiento dice: 'Honrarás a tu padre y a tu madre', pero ustedes parece que no tuvieran ni uno ni la otra, pues si no, les hubieran enseñado a no robar.
- El quinto mandamiento dice: 'No Matarás', pero ustedes han matado la ilusión que tenía con mi bicicleta nueva, de manera que ahora mismo me van diciendo quién fue el pedazo de... que me robó mi bicicleta.
- El sexto mandamiento dice: 'No Fornicarás'...
En eso, el cura se queda pensativo unos segundos y se le escapa un..:
- ¡Ostias!... Ya me acuerdo dónde dejé la bicicleta...
A lo que un feligrés desde el fondo de la iglesia, le dice...¡¡QUE NO SE LE OYE!!

6 comentarios:

  1. Muy bueno!!!!.

    Te deseo un año 2015 muy feliz. Mucha suerte.

    Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Amalia gracias por visitarnos, esta es tu casa, la de todo el que quiera hacer buenas amistades on-line
      Feliz año así mismo te deseo

      Eliminar
  2. Me quedo con el ... "no se le oye" Toni. Se me han caido las gafas ... muy bueno.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El chiste es del montón, el pequeño arreglo que le hice ha sido precisamente el de "No se le oye"

      Eliminar
  3. Me imagino lo que acompañaría al "no se le oye".... ¡muy bueno Toni! gracias por las risas y tu alegría de vivir.......ABRAZOS !

    ResponderEliminar
  4. Excelente, Toni... ¡Ja, ja, ja...! ¡Menudo elemento era el curita! El feligrés qu etenía los oídos rotos de la filípica que les estaba echando, es normal que solicitase una perfecta audición. Aunque, claro, "...el que esté libre de culpa que lance la primera piedra...!

    Un abrazo, Toni.

    ResponderEliminar