2 dic. 2014

PIERNAS CANSADAS




Con el paso de los años, nuestros músculos pierden elasticidad, y aparece como consecuencia el cansancio y a veces sin necesidad de haber hecho suficiente ejercicio, simplemente al estar durante mucho rato sentado, ya que estamos oprimiendo nuestras nalgas y con ello obstruyendo la circulación de la sangre, es pues lógico que debamos estar sentados el menor tiempo posible. 
Las várices son venas anormalmente ensanchadas debido a la pérdida de elasticidad de las paredes venosas, y la consecuente insuficiencia de las válvulas insertadas en estas, produciéndose un enlentecimiento circulatorio que aumenta la presión venosa de las piernas.Para mitigar el cansancio de piernas que producen dichas várices, existen varios tipos de masajes terapéuticos. Uno de los más beneficiosos es sin duda el llamado masaje circulatorio, es decir, aquel que está enfocado a activar el riego sanguíneo y linfático, favoreciendo el intercambio celular, siendo especialmente recomendable para nuestras piernas. Este tipo de masaje es muy adecuado cuando se sienten las piernas hinchadas, y en especial si se sufre de varices. si bien hay que ser cauteloso al practicar masaje en piernas con varices, es mejor dejarlo en manos de un experto masajista. Mediante este ejercicio terapéutico sobre nuestra piel y músculos conseguimos movilizar los líquidos corporales, llevando nutrientes a las células, y por otro lado, que las toxinas circulantes alcancen los órganos y ganglios encargados de eliminarlas.
El masaje circulatorio en las piernas nos va a servir para activar el riego sanguíneo, reducir la retención de líquidos eliminando así toxinas. Con esto mejoramos la sensación de pesadez de las piernas, además de aliviar la incidencia de las varices.
Este masaje permite también mejorar el retorno venoso del cuerpo gracias a los movimientos ascendentes que vamos a realizar, siempre hacia el corazón. Todo esto nos previene y nos reduce la aparición de edemas e hinchazones.
El factor genético tiene mucho peso a la hora de la aparición de las varices, así como la vida sedentaria, el permanecer muchas horas en la misma posición, una incorrecta alimentación… todo esto nos provoca que las válvulas de nuestras piernas no trabajen como deban, aparece la sensación de presión, de picor, los abultamientos y el dolor. Se trata no solo de un problema estético, sino también de salud. Podemos sufrir trombos, la circulación se dificulta y es un riesgo que hay que tener en cuenta.
Este masaje es muy adecuado si se sufre de piernas y pies hinchados.Se logra aligerar la presión, aliviar también el dolor de tobillos y favorecer la circulación.
Por último, los siguientes consejos son muy útiles para no sufrir de piernas cansadas:
El ejercicio, procurar no estar demasiado tiempo de pie, pero tampoco sentado, la pérdida de peso, la elevación de las piernas al descansar y no cruzarlas al sentarse pueden ayudar a impedir el empeoramiento de las várices. Utilizar ropa holgada y llevar una dieta equilibrada.

4 comentarios:

  1. Ya sabes Enrique, a mover el esqueleto!!

    ResponderEliminar
  2. Bueno, Toni, no sería capaz de decir ni una sola palabra más de las que nos has escrito en tu excelente artículo. Esta enfermedad, como muy bien dices, se debe a problemas que podríamos llamar, contradictorios: estar de pie o sentado mucho tiempo pueden producirla. Creo que lo mejor es lo que nos aconsejas: tratar de tener un equilibrio entre las diferentes posturas que pueden impedir una circulación correcta.

    Un gran abrazo, Toni.

    ResponderEliminar
  3. EQUILIBRIO esa es la cuestión, estamos de acuerdo
    Un abrazo

    ResponderEliminar