11 ene. 2014

LOS HIJOS DE LOS DEMAS

Pau
Quien no tiene o ha tenido un hijo que en la adolescencia ha tenido un comportamiento diferente a nuestro esquema como persona? dicho de otra manera, quien no ha tenido problemas para entenderse con su hijo en la época de la adolescencia e incluso de mas mayorcítos?; seguramente nuestro egoísmo nos juega una mala pasada y nos cuesta aceptar las diferencias del otro, sin darnos cuenta de que simplemente son diferentes y que lo que ellos buscan es una identidad rompiendo esos esquemas que no aceptan por imposición; también nuestros padres tenían similares problemas de entendimiento con nosotros.
El amigo J. Torrents, me pasa un correo, donde podremos recapacitar sobre nuestra aptitud delante de la imagen que tenemos de nuestros hijos, seguramente no sabemos apreciar lo que tenemos porque tal vez no hemos establecido comparaciones adecuadas. ENTRA AQUI La foto adjunta pertenece al seguidor mas joven de los "100ipico", es mi hijo Pau de 16 años.

4 comentarios:

  1. El "enfrentamiento generacional", o discrepancia de pareceres en la adolescencia, es totalmente habitual, así como no aceptar las sugerencias o consejos de nuestros mayores, porque hemos de experimentar y estrellarnos nosotros mismos por nuestra cuenta y así se repite y se repetirá la historia, Los otros hijos, los de las fotos, pena me dan, porque aunque momentáneamente sean felices, son carne de cañón.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso me parece ami Marcos, estamos de acuerdo y ademas lo van pregonando la verdad es que nunca he tenido relaciones con un tipo de estos, igual cambiaría de opinión ¿...?

      Eliminar
  2. ¡Cognio, Toni, vaya pesadilla! Como sueñe con uno de estos interfectos como hijo mío, me da un jamacuco... En fin, Toni, es cierto, nos enfadamos por quíteme allá usted esas canas y existen en esta selva llamada sociedad una fauna que debemos tenerla en cuanta antes de una mini bronca. Esto no quiere decir que se busque un consenso. Cuando éramos adolescentes y jóvenes, nuestros padres no sabian mucho de estas cosas y mandaban sin más. Ahora podemos serenarnos y hemos aprendido algo importante: los razonamientos conjuntos. Siempre se alcanza una solución.

    Un abrazo, Tocayo.

    ResponderEliminar