11 jun. 2016

LA POSTURA INVERTIDA

El otro día, a un compañero de los 100ipico le explicaba sobre los beneficios que sobre nuestro cuerpo nos aporta la postura invertida con la ayuda de una tabla o máquina; en este pots me extenderé un poco mas sobre tales beneficios que experimento en mi gimnasio con mi propio cuerpo y en el de los amigos que confían en mi y en esta técnica muy experimentada y con poco riesgos.
 Estos son solo algunos de los principales beneficios
Reduce el dolor de cuello y espalda. La inversión alivia la presión sobre discos, ligamentos y raíces nerviosas. Menos presión, menos dolor.
Ayuda a evitar la compresión de las vértebras. Al estirar la columna vertebral, incrementa los espacios intervertebrales, mejorando su riego sanguíneo y haciendo que el esqueleto se desarrolle, 
Favorece la relajación muscular. Alivia dolores en músculos, vértebras y discos. Por eso, también es ideal para combatir la artrosis.
Reduce el estrés y la depresión. La gravedad ayuda a liberar la tensión en músculos y articulaciones, generando una sensación placentera. Es por eso que la postura invertida es muy común en el yoga.
Estimula la circulación sanguínea. Reduce el esfuerzo que realiza el corazón para bombear sangre, haciendo más fácil la irrigación de los tejidos y evitando la aparición de varices o hemorroides.
Mejora la actividad mental. Favorece la irrigación del cerebro, retrasando el envejecimiento de las células cerebrales.
Previene síntomas del envejecimiento. Ayuda a conservar la estatura, a evitar el amontonamiento de los órganos internos, a incrementar el suministro de oxígeno hacia el cerebro y a aliviar las varices.
Para acabar, deciros que cuando estamos en posición invertida en la máquina, la fuerza que ejerce sobre nuestro esqueleto nuestro propio cuerpo, hace que nuestra estatura en dicha posición aumente en unos 2 ó 3 centímetros ya que lo he podido comprobar midiéndolo en una persona mayor, ni que decir de que después de recuperar la verticalidad, recuperaremos nuestra  altura habitual, aunque todo y siendo difícil de medirlo, nuestra altura habitual se verá minimamente incrementada, lo cual no deja de ser un beneficio mas.
Hay que tener en cuenta de que hay una serie de contra-indicaciones. ya que no todas las personas pueden realizar la postura invertida, en caso de dudas, el consejo de nuestro médico deberá prevalecer.


2 comentarios:

  1. ¿nos has escuchado la frase "se le ha subido la sangre a la cabeza"?, ya me imagino yo a esa persona cometer una locura tras volver a la postura original. :-P

    Saludos

    ResponderEliminar
  2. Pues a mi mujer que es la de la foto cuando se invierte se relaja, menos mal, osea que se le sube la sangre a la cabeza pero al irrigarse mejor se ve que....
    Salud bocabajo

    ResponderEliminar