30 dic. 2014

LAS MANOS EN LOS BOLSILLOS


Como todo gesto físico que hacemos, el mostrar las manos, es en parte una demostración de transparencia de nuestra personalidad, una forma de comunicar que lo que decimos tiene algún valor, el efecto contrario, se consigue ocultando nuestras manos metiendo-las en los bolsillos. Generamos sensación de confianza y sinceridad al mostrar nuestras manos, pero ocultarlas, tiene varios significados, a saber, mentir, ocultar detalles o simplemente que no se quiere participar en una conversación. Pero también delata en la persona que oculta sus manos en los bolsillo una falta de dinamismo y/o falta de disponibilidad para trabajar o hacer cualquier actividad física, otra de las causas, es que posiblemente sea una de tantas manifestaciones del miedo, quien tiene boca se equivoca, luego, si no la quieres errar o meter la pata, mejor no manifestarnos, es una derivada del
miedo. Yo, no me imagino una persona en una entrevista de trabajo, hablando con el que supuesta-mente le puede hacer un contrato, y con las manos en los bolsillos. Claro que toda esta teoría, no sirve  si los que se meten las manos en los bolsillos lo hacen para calentárselas en tiempo de frío. No sé si es una falsa apreciación mía, pero hoy, se ven muchas personas y sobre todo jóvenes, que van con las manos en los bolsillos, como si estuvieran derrotados y sin recursos de ningún tipo, tal vez sea ese el verdadero motivo de esa pasiva aptitud.
Una escena clásica, sería la de un hombre que llega a la oficina, donde hay tres compañeros de pie teniendo una conversación, él va y se queda junto a ellos, también de pie y al llegar, mete las manos en los bolsillos. Bien, si no está hablando es evidente que podríamos llegar a la conclusión de que no está mintiendo, puesto que no está diciendo nada, así que en este caso simplemente está demostrando que no tiene nada que decir y no va a participar en la conversación. Si por el contrario entrara en la conversación pero siguiera con las manos en los bolsillos, pudiera estar mintiendo o no contando todos los detalles de la historia. Todo esto que pienso es quizás exagerado y mas de uno no estará de acuerdo y dará otras razones, es igual, si no os gustan estas, como decía Groucho Marx , tengo otras.

12 comentarios:

  1. Muy interesante estos aspectos psicológicos del comportamiento humano, Toni. Esta extraña costumbre de los bolsillos en la ropa masculina y no en la femenina, sospecho que tiene su explicación en los bolsos que portan las féminas y que los hombres casi nunca utilizan. Ello conlleva llevar unos ligares en la ropa donde guardar determinados elementos usuales y necesarios. Guardar las manos supongo que será debido a estos motivos a los que aludes puesto que no se han conveccionado para tal fin. Muy interesante.

    Un abrazo, Toni.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Antonio, es interesante el estudiar mas a fondo ese hecho del bolso en féminas, quizás seamos mas prácticos los hombres, no crees?
      Un abrazo

      Eliminar
  2. El estudio de como comportarse bien y eficazmente en público, amigo Toni, siempre me ha gustado, tanto que hasta creo que es imprescindible hacer un master o, al menos, darle un par de lecciones a la mayoría de los directivos y cargos públicos de nuestra querida Spain.
    Buen artículo y, ah, ya sabes ... FELIZ AÑO 2015, no te olvides de celebrar su entrada y con las manos en alto, sin que parezca un MERINDO.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Feliz año Enrique, aunque parezca una utopía

      Eliminar
  3. Toni, de ahora en adelante miraré dónde ponen las manos mis interlocutores.
    Agradezco tu paso por mi blog y aquí estoy visitándote, leyendo tus entradas que son muy amenas. Acabo de leer la de los coños famosos y te cuento que en mi vida tengo uno: el que dijo mi abuelo cuando llegó a casa y yo le dije con 3 añitos muy asustada: -¡Andate para tu casa!!! eso es lo único que recuerdo de él, con vestimenta clara llevando un sombrero Panamá.
    Como veo que te gusta la alimentación te invito a que visites mi otro blog
    http://siempreseraprimavera.blogspot.com.ar/
    Saludos desde Argentina

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu visita Norma2, bienvenida al club, me quedo sin saber cual fue el coño que lanzó tu abuelo
      Un abrazo desde España

      Eliminar
  4. Muchas gracias por tu comentario. Me alegra que por fin te gustara un poco mi poema. Intervienen tantas cosas en la interpretación poética por parte del lector (sensibilidad, capacidad emocional, nivel idiomático y cultural, gustos personales, etc.) que uno nunca está seguro del resultado. Aunque ese resultado no se busque en primera instancia: ahí está el poema, complételo con su recreación. Y si no puede o no quiere hacerlo... pues déjelo, así de simple.
    Mis mejores deseos para el Nuevo Año, sobre todo Alegría, Serenidad y Creatividad.
    (Y en cuanto a lo de los 100 años y pico... se hará lo que se pueda, querido amigo, se hará lo que se pueda.)

    ResponderEliminar
  5. Antonio, es un gusto tenerte aquí en el Club, espero seguir visitándote y comentar la jugada. También escribo algo de poesía, muy sencilla, casolana diría yo, como por ejemplo:
    Canta a la vida
    vive el momento
    corre de prisa
    que pasa el tiempo
    Un abrazo y salud hasta los 100ypico!!

    ResponderEliminar
  6. Centrándonos en el tema de las manos en los bolsillos, hay algún cochino que solo se las mete si los tiene agujereados........dice mi amigo.

    ResponderEliminar
  7. Bueno Refalico, tu refieres a Jaimito que cuando era pequeñito, un día en clase, le dijo el maestro, a ver Jaimito cuantas son 5+5, y Jaimito empezó a contar con los dedos, a lo que el maestro, le dijo, nada de contar con los dedos! las manos al bolsillo, a lo que Jaimito siguió contando y dio como respuesta 11

    ResponderEliminar
  8. Efectivamente el lenguaje corporal nos delata, y seguro que los políticos reciben clases de como estar con las manos, pero chico, yo hubiese preferido que los políticos fueran todo el tiempo con las manos en los bolsillos, y no metiendolas en el mio.

    ResponderEliminar
  9. Ja ja ja ja, Muy buena resta salida tuya Marcos, no ceses en estos comentarios de humor

    ResponderEliminar